La libreta: Sporting Cristal 2 – Barcelona 1

Por Diego M. Eguiguren

Renato Solís (16): En un partido tristísimo y de pocas luces, el golero celeste se llevó los merecidos aplausos de la hinchada. Luego de atajar un penal, continuó defendiendo su portería con determinación y seguridad.

Gianfranco Chávez (12): Lo bueno: su anticipación y criterio para pasar el balón. Lo malo: no fue del todo efectivo en el uno contra uno. El nivel internacional golpea a todos.

Omar Merlo (12): En relación a sus últimas actuaciones, el zaguero argentino mostró una leve mejora en la marca. A pesar de haber perdido algunos balones en salida y de haber quedado expuesto en algunos contragolpes, se le notó más comprometido. Lo más destacado fue que, de su constante participación en la rotación de balón, se generó la jugada que culminaría con el penal cometido a Christopher Olivares.

Johan Madrid (08): Pese a que el rival tomó el partido como algo simplemente protocolar, su marcaje y su proyección fueron deficientes. Para nadie es sorpresa que haya quedado desairado en la jugada del gol ecuatoriano. En síntesis, lo de siempre. Hace mucho que su presencia en Sporting Cristal no tiene de dónde sostenerse.

Nilson Loyola (11): Se mostró empeñoso y solidario, pero sin tener los recursos suficientes para ser una pieza clave dentro del cotejo.

Jorge Cazulo (13): Volvió a su posición habitual. No estuvo preciso, pero su entrega y su coraje son innegables. Luego de cometer un penal y de haber presentado un primer tiempo tan flojo como el de casi todos sus compañeros, el capitán cervecero se mostró un poco más prolijo en la segunda mitad y contribuyó para maquillar la eliminación con una victoria.

Martín Távara (12): Siempre visible, pero también predecible. Sus pases largos, en medio de una posesión inocua y desesperante de Cristal, no fueron tan decisivos como en otras ocasiones. Por otra parte, tampoco se asoció con éxito.

Horacio Calcaterra (14): Tremendamente errático en la primera fracción del encuentro. Cuando sus pases no eran interceptados, el esférico se iba fuera del campo. En el segundo tiempo, sin embargo, se reivindicó y lideró las jugadas más destacadas del cuadro rimense.

Christian Ortiz (10): Desaparecido, sin inventiva. Nunca generó riesgo. Fue anticipado y controlado con demasiada simplicidad.

Kevin Sandoval (13): Intermitente, muy a su estilo. Tuvo dos apariciones interesantes en todo el partido, y una de ellas terminó en gol. Debido a su inconstancia, no suma lo que se quisiera.

Emanuel Herrera (12): Aunque luchó siempre contra los defensas forasteros y participó en la jugada del primer tanto, no gravitó como en otras jornadas. Aun así, alegra bastante que siga sumando minutos. Todo parece indicar que, paulatinamente, el goleador recuperará su nivel y su cuota.

 

CAMBIOS

 

Junior Huerto (12): En la marca brindó más garantías que Loyola, pero no aportó nada destacado en el juego ofensivo.

Ray Sandoval (15): Insertó frescura al ataque del equipo. El gol del empate llegó luego de que, tras un disparo suyo, el golero ecuatoriano dejara la redonda picando. Tuvo una opción más para hacerse presente en el marcador, pero su remate salió desviado.

Christopher Olivares (16): Ingresó a la cancha para disputar los últimos minutos y, luego de una notable jugada personal en la que fue derribado por un defensa visitante, se levantó, tomó el balón con firmeza y ejecutó de manera impecable el penal sancionado. Su gol selló la victoria celeste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *