LIBRETA: FBC Melgar 2 – Sporting Cristal 3

Por Diego M. Eguiguren

Renato Solís (16): Lo bueno: demostró su capacidad atajando violentos disparos de Bernardo Cuesta, despejando balones por alto y controlando centros. Lo no tan bueno: poca precisión en el juego largo.

Renzo Revoredo (14): Se resalta su entrega y su predisposición. Cumplía una correcta labor hasta la jugada del primer empate de los locales, cuando no pudo controlar la cobertura y el giro del 9 mistiano, quien, en evidente posición adelantada, se deshizo de él sin dificultad y definió con tiro cruzado. Finalmente, el central cervecero fue cambiado para permitir el ingreso del debutante Jhilmar Lora.

Omar Merlo (13): Inseguro, falto de timing. Hoy no brindó la confianza que ha sabido dar en el pasado, e incluso perdió la marca en el segundo gol arequipeño. Se espera que recupere su nivel, ya que su experiencia es vital en la pelea por el bicampeonato.

Gianfranco Chávez (14): Empezó las acciones jugando por la banda derecha, intentando asegurar su zona. En la segunda mitad, tras la salida de Revoredo, pasó a acompañar a Merlo como back, siendo, por momentos, parte del desorden de toda la línea defensiva.

Nilson Loyola (15): Para haber estado tanto tiempo sin sumar minutos, no lo hizo mal. Anotó el golazo del triunfo con un zurdazo de fuera del área, que no es poca cosa. Aun así, su actuación no fue del todo redonda: los atacantes contrarios generaron peligro jugando a sus espaldas.

Jorge Cazulo (15): No tuvo su mejor partido, pero presionó incansablemente a los organizadores del Dominó. Luego de entregar todo (como siempre), dejó el campo para dejarle su lugar a Carlos Lobatón.

Martín Távara (17): Distribuyó el balón con propiedad y le dio orden al medio sector. Diseñó con calidad la asistencia para el primer gol y, luego de una falta contra Palacios, tomó el balón con seguridad y pasó lo esperado: de su excelente pegada nació el segundo gol bajopontino.

Horacio Calcaterra (16): No venía ofreciendo buenos partidos, y el primer tiempo de este tampoco fue bueno (cometió muchas faltas cerca del área). En el segundo tiempo, por su parte, todo cambió. Se rehízo, luchó cada pelota con pericia y fue pieza fundamental para mantener el resultado.

Kevin Sandoval (14): Encarador, pero muy enredado. Tuvo menos ideas que en ocasiones pasadas.

Christian Ortiz (15): Volvió a jugar y le dio frescura al ataque celeste. También se dio tiempo para disputar cada balón dividido. Su partido, en síntesis, fue correcto.

Cristian Palacios (17): Presentó su mejor performance en meses. Peleó cada pelota, anotó el gol inicial; generó peligro, faltas, un penal no sancionado por el espantoso Joel Alarcón y una expulsión. Fue determinante.

CAMBIOS

Jhilmar Lora (15): Debutó con la camiseta rimense y no desentonó: efectuó saques de banda largos y también ganó la línea de fondo en una oportunidad. Hay que seguirlo.

Carlos Lobatón (14): Pese a su enmarañada participación en el gol de la victoria, el símbolo celeste hoy no tuvo su mejor ingreso. Se necesitaba que controlara el tiempo y el esférico, pero no estuvo tan fino como acostumbra y perdió mucho más de lo que ganó.

Christopher Olivares (-): Tuvo pocos minutos en el campo de juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *