LIBRETA: Sporting Cristal 2 – Alianza Universidad 1

Por: Diego M. Eguiguren

Renato Solís (13): No tuvo muchas intervenciones. En síntesis, no pudo contener el disparo cruzado de Juan Tuesta, además de haber llegado a destiempo en la última jugada del encuentro, cuando el elenco norcentral casi coloca el empate definitivo. Su actuación no fue mala, tampoco destacada.

Renzo Revoredo (15): Su misión fue reemplazar a Merlo, y realizó su labor sin mayores contratiempos. El cuadro de Huánuco inquietó su zona en momentos muy aislados del cotejo.

Gianfranco Chávez (15): Participativo. Tuvo buenas y malas apariciones, incluso estuvo cerca de anotar un gol de testa. Quedó expuesto en el único gol de la visita, pero también fue clave para mantener la victoria: impidió el empate huanuqueño en el minuto final del match.

Johan Madrid (11): No convenció en ningún momento. Desperdició muchos ataques por derecha y cometió —como en todos los partidos— faltas innecesarias y comprometedoras. Con el empeño no alcanza.

Jair Céspedes (15): El gol de Alianza Universidad llegó tras un balón dividido que no supo ganar. Pese a ello, siempre fue una opción de pase y, por ratos, mostró su mejor versión, encarando a los adversarios y ganando la línea de fondo.

Jorge Cazulo (15): Aguerrido, como siempre, pero hoy más vehemente y un tanto desesperado. Dio la impresión de desordenarse en demasía. Finalmente, le dejaría su lugar a Carlos Lobatón.

Horacio Calcaterra (15): Tomó mucha notoriedad por las fricciones del encuentro. No estuvo del todo preciso; sin embargo, y merced a un momento de lucidez, apareció para marcar el primer gol cervecero.

Martín Távara (14): Repartió el balón de manera corta y efectiva, pero inocua. Más allá de un tiro libre peligroso, sus disparos tampoco fueron decisivos. Ha tenido días más felices.

Christian Ortiz (11): Intermitente. Jugó por el sector izquierdo y su fútbol no trascendió. Tuvo apariciones esporádicas que no llegaron a darle el protagonismo que, sin lugar a dudas, podría tener jugando por el centro.

Kevin Sandoval (11): Desaparecido, anulado. Cuando tuvo la oportunidad de mostrar sus credenciales, llegó tarde a la jugada, lanzó un mal centro o se enredó con el balón. Aún no justifica ser una pieza de inicio.

Cristian Palacios (14): Se mostró como un incansable luchador y, pese a que no estuvo fino en la definición, participó de manera vital en el primer gol, dejando pasar el esférico para desubicar al golero rival.

CAMBIOS

Carlos Lobatón (16): Desde que ingresó hizo sentir su presencia: un tiro libre suyo casi termina en el ángulo superior izquierdo del arco de los forasteros. Su instante trascendental llegó a quince minutos del final, cuando, con su habitual clase, ejecutó el penal que sellaría la victoria rimense y que calmaría la desesperación en las graderías.

Christopher Olivares (-): Se lesionó al ingresar. Desafortunadamente, no pudo realizar la tarea que se le encomendó.

Jesús Pretell (11): Cuando la afición pedía un cambio diferente, el técnico hizo ingresar al joven volante bajopontino, quien no fue solución para controlar el ímpetu de la visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *