Roberto Palacios: ¡Te amo, Perú!

Roberto Palacios: ¡Te amo, Perú!

 

Por: Carlos Moreyra

 

 

A nivel mundial, muchos futbolistas demuestran en la cancha las destrezas que desde muy pequeños aprendieron o que Dios –bondadosamente- les encargó. No obstante, son muy pocos los que le pueden robar a su país algo que no se compra: el cariño. Y así lo hizo, hace y seguirá haciendo Roberto Palacios, uno de los ídolos que tiene el Sporting Cristal y la selección peruana. “El Chorri”, como todos lo conocemos, pasó grandes momentos en su vida para llegar a ser el futbolista –y la persona sobre todo- que hoy es.

 

 

El día del debut debió ser glorioso para ti Roberto, porque no cualquier jugador tiene el privilegio de debutar entrando a la cancha por un jugador de la categoría de Julio César Uribe, ídolo del Sporting Cristal, ¿no?

De hecho que sí, era una responsabilidad enorme. No podía defraudar la oportunidad que me estaba dando el profesor para integrar el equipo titular, era la oportunidad que estaba buscando. Me preparé de la mejor manera para que ese día me salgan las cosas de lo mejor.

 

 

Cuéntanos, cuando le anotas aquel golazo a la Universitario en 1992 y retrasas su obtención del campeonato para la siguiente semana, ¿sentiste que a pesar de no obtener el título era como un campeonato personal?

-La verdad que sí, porque mi carrera iba en ascenso y como que haber obtenido un título un año antes, justo cuando debuté en primera, había sido un plus para mí. Cuando le marcas goles a equipos grandes, sobre todo en la etapa en que estaba, era muy importante para mí.

 

 

Juan Carlos Oblitas retorna a finales de 1993 con un objetivo a largo plazo, que junto a tus demás compañeros lograron conseguir, ¿el tricampeonato te dio los años más felices dentro de tu carrera futbolística?

Sin duda, han sido de los años más felices que he vivido. Ganar un tricampeonato no es cuestión de todos los días. Recuerda que cuando Alianza Lima gana su tricampeonato el fútbol todavía no era profesional, así que te hacía sentir orgulloso el haberlo conseguido.

 

 

Nadie podría olvidar aquel partido contra River Plate en 1996 ni mucho menos ellos mismos, que reconocieron que fue el partido más difícil para ellos en aquella Copa Libertadores, ¿sentiste que fue la mejor demostración de fútbol que dieron aquel año?

La verdad que fue una de las mejores actuaciones que dimos aquel año, aunque lamentablemente solo le pudimos ganar por 2-1. Rarezas que tiene la vida porque a las finales River salió campeón, pero se habrá quedado para ellos mismos que nosotros fuimos superiores en aquel partido.

 

 

Puebla pagó 1 millón de dólares por ti Roberto; pero, ¿los tres mil metros de la ciudad impidieron mostrar tu juego plenamente cuando llegaste al fútbol mexicano?

-Me costó mucho adaptarme a una ciudad nueva. La altura y el hecho de no estar cerca a la familia también influyeron. Ahí tuve que ser un jugador polifuncional ya que también jugué de delantero, pero el cambio hacia Brasil como que me dio otro aire para poder demostrar mi verdadero fútbol.

 

 

Cuando vas a préstamo al Cruzeiro en 1997, ¿sentiste que era una oportunidad única el poder conquistar la Copa Intercontinental?

La verdad que sí, aunque lamentablemente no conseguimos el título. Pienso que el técnico se equivocó al armar el equipo, puesto que Bebeto venía con una lesión y había otro jugador que tenía 2 meses de para.

 

 

Así cómo el Sporting Cristal, ¿en Tecos pudiste reivindicarte luego de tu paso en Puebla por el fútbol mexicano?

-Cuando Juan Carlos (Oblitas) me comunica la noticia sentí que era mi revancha. Era la oportunidad de demostrar en México todo lo que podía dar. Sin duda que en esta temporada si pude demostrar mejor mi juego ya que tuve la continuidad que necesitaba.

 

 

En LDU, ¿fue justa la sanción de 1 año puesta por la Comisión de Justicia Ecuatoriana luego de la gresca ante el Barcelona de Guayaquil?

-Me sentía muy triste y con rabia por todo lo que había pasado. Me ponía a pensar por qué no me hice a un lado en ese momento, cuando pude haber evitado aquella sanción. Sólo tuve que aceptar la sanción para regresar con fuerza a jugar fútbol.

 

 

Ahora que te has ganado un nombre reconocido a nivel internacional Roberto, ¿tienes en un futuro previsto ser entrenador del Sporting Cristal?

Claro, tengo dentro de mis objetivos el ser entrenador del Sporting Cristal en un futuro. De hecho que tengo que quemar etapas, ir día a día, prepararme de la mejor manera para lograr ser un gran técnico. El Sporting Cristal es como mi casa y sin duda que aquí me sentiría muy cómodo.

 

 

Solo para terminar Roberto y agradeciéndote por la entrevista, ¿la frase “Te Amo Perú” siempre será de “El Chorri” Palacios, no?

Claro que sí, ese es el mensaje que le dejo a todo el pueblo peruano. Ese es el sentimiento que le tengo a este país, del cual me siento orgulloso. Para mí es un honor ser peruano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *