Si de verdad eres celeste, compra tu entrada de una vez

Por Pablo Merea

Terminó el primer partido: estamos perdiendo por un gol de diferencia. Ayer volví a casa picón, pero todavía todo depende de los jugadores, comando técnico, dirigentes y de nosotros como hinchas. Debemos tener confianza, porque los jugadores son totalmente superiores a los rivales y el comando técnico tiene las armas necesarias para imponerse. Tendremos que ganar por dos goles de diferencia, porque los marcadores se suman. Sólo tenemos que saber manejar el momento y matar cuando se debe, cosa que no se hizo ayer.

Mensaje a los dirigentes

No volvamos a aceptar jugar con hinchada visitante, porque una gran parte de nuestra gente es admiradora del buen fútbol, mas no de la violencia que generan los clásicos rivales, que buscan el choque y el ataque a los hinchas que van con sus familias a apreciar un buen espectáculo y a alentar al equipo. Estos actos los aleja y prefieren quedarse en casa y ver el encuentro por televisión.

Ayer, desde la cercanía a Matute, a los hinchas celestes nos golpearon los policías, nos tiraron humo. La barra de alianza disparó a padres con sus hijos. Cuando llegamos al estadio seguían los ataques, mientras nos cerraban en la cara las puertas de Norte, incluso con entradas en mano. Cuando ya algunos pudimos entrar, nos dimos con la sorpresa de que el pacto de darnos todo Norte no se había cumplido. Habían dividido a las hinchadas en la misma tribuna. Los dirigentes también deben jugar  su partido y darnos todas las facilidades para que compremos entradas para las tres tribunas y se prohíba el ingreso con camiseta rival.

Sigamos apoyando

Los hinchas estamos obligados a llenar este miércoles el Nacional y alentar al equipo para remontar el marcador. Estas semifinales se juegan con resultado acumulado. Si hay empate, vamos a suplementario y a penales si este persiste.

¡El hincha pasivo no existe! ¡Acá jugamos todos!

Si de verdad eres celeste, compra tu entrada de una vez.

¡¡¡Fuerza Cristal!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *