Home » LA CRÓNICA » (Torneo Clausura) La crónica del Sporting Cristal – San Martín

(Torneo Clausura) La crónica del Sporting Cristal – San Martín

(Imagen: depor.pe)

Por Manuel Araníbar Luna

Si hay necesidad de un gráfico para explicar el partido del sábado este es el muro impuesto por Trump en la frontera con México. No había forma de pasar. Desde el inicio vimos que el DT de la visita tomó todas las providencias del caso para colocar dos líneas de cinco donde se estrellarían todos los ataques cerveceros.  Y pasó lo que viene sucediendo hace muchas fechas y lo hemos recalcado ya.

UN ATOLLADERO DE TRÁNSITO
El sistema de juego de Cristal, de rápidas transiciones (ya nos acostumbraremos a esta palabra) ataques veloces, cambios de frente, toque rápido y entradas en diagonal se presta para canchas amplias, pero no para jugar de local en el Gallardo contra equipos que vienen a acurrucarse en su área , porque la cancha es demasiado chica. Es un embudo, un cuello de botella, un atolladero de tránsito.

Los DTs visitantes ya saben cómo operar en el  Gallardo, cuadran un bus del Metropolitano en su área grande y dejan a un francotirador a ver si pesca una trucha en un descuido de la zaga celeste. Es que le tienen tomada la placa a los cerveceros. Ya saben quién sale con pelota jugada, para dónde va, quién arma juego, quiénes entran en diagonal, y quiénes anotan. A ellos se les pegan con cola sintética y no  los sueltan hasta que llegan a las duchas. ¿Así cómo?

EL FAMOSO RECORTE DE CANCHA DE ATE
Esta táctica de arrinconarse en su propia área a veces los DTs rivales la aplican incluso en su propio local. Recordemos la fantochada en el recinto de Ate, cuando Challe mandó achicar la cancha para que Cristal no celebre en sus narices el torneo de apertura. De nada les sirvió porque los celestes terminaron empates y de todas maneras celebraron.

Ayer no hubo variantes, pero era una de esas tardes en que todo sale mal, cuando falla uno fallan todos; además, los visitantes se  jugaron el partido de su vida, en especial, el ex arquero cervecero Erick Delgado que salvó dos disparos venenosos de Piki y Yuly.  Lamentablemente, para empeorar las cosas, el juez malogró el partido y desde el saque complicó a los cerveceros empapelando de amarillo a Piki y a Calca mientras perdonaba la vida a los visitantes. Miró para otro lado cuando dos visitantes la emprendieron a codazos nada santos contra los cerveceros, Esto motivó que Ernesto Moreno Ampuero, el Historiador Celeste, exclamara un aforismo jurídico, válido para la coyuntura.

¡A igual razón igual derecho!

Y claro, el tremendo juez de la tremenda terna  no fue equitativo, sus decisiones no fueron nada salomónicas. Tampoco se amarró bien los pantalones ante las actuaciones de la visita. En el segundo tiempo, el Titi Ortiz, le increpó desafiante a dos centímetros de su nariz por la amonestación y el mamarracho de árbitro se retiró con el silbato entre las piernas.  

A pesar de jugar con diez hombres los celestes siguieron atacando, y la visita, con un jugador de  más, tampoco hacía nada por atacar. Tan solo algunas escapadas esporádicas que dieron su fruto en un gol de contraataque cuando los celestes se habían dedicado a atacar descuidando la contención.

¿Ahora qué? No hay tiempo para lamentarse, hay que resanar músculos y tendones mientras se  planifica la estrategia para afrontar el compromiso en Ate con sensibles bajas como Piki y Calca. Buenas noches.

 

elportalceleste.com

 

Check Also

(Torneo Clausura) La crónica del Sporting Cristal – Binacional

(Imagen: depor.pe) Por Manuel Araníbar Luna Seguir a @esquinaceleste La gente fue al Gallardo para ...