El adiós de a un hermano

Por José Antonio Valencia (Tirulero)

En el año 1992 en un partido de Copa Libertadores bajó Pablo Villacampa a la barra con una ‘manchita’ de la Unidad Vecinal del Rímac. Ese día conocí a una persona que años después se convertiría en mi hermano inseparable, no solo en la barra, sino para toda la vida.

Me llevó a su casa. Me presentó a sus padres, hermanos y a su sobrina. En esos años yo tenía 18 años y el 17. Él era de clase media y yo de un barrio movido, pero eso no fue impedimento para que él, su familia y sus amigos me acepten como uno más. Recuerdo que los días sábados que había fiesta en la avenida Tarapacá o en la Unidad me hacía pasar a su cuarto, habría su ropero y me decía escoge, ponte lo que quieras, lo que te gusten y salía bien ‘tiza’. Me quedaba a dormir en su casa, tomaba desayuno y almorzaba en la mesa como un miembro más de la familia.

En la barra compartimos viajes y peleas dentro y afuera del estadio. Pablo, era parador y mechador, compartimos muchas vivencias como el Tricampeonato, final de Copa Libertadores 97 y estuvimos en el 2007 apoyando al equipo para la permanencia. Bonachón, criollo, jaranero, conquistador y mechador. Así lo recuerdo.

En 1997 lo acompañe a la iglesia para que haga su confirmación y me convenció para que también me confirme. Ese año me presentó a una jovencita que al año siguiente me uniría con ella para siempre. Llevó 24 años de casado con Carmen.

Muchos momentos inolvidables nos unieron. En el Rímac jamás dejamos de alentar a Cristal. También defendimos a nuestro querido equipo en las calles. Mi compadre era el primero en salir al frente y responder a cuanta persona osaba ofender.

Pablo, con el tiempo aprendí que un verdadero hermano no tiene edad, tiempo o distancia porque esa hermandad perdura para siempre en el corazón. Tú partida física nos entristece, pero al mismo tiempo tu espíritu combativo nos inspira a seguir adelante.

¡Descansa en paz querido hermano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *