El inicio de la hermandad: Extremo Celeste

Por José Antonio Valencia (Tirulero)

En el año 1985 tenía 11 años de edad cuando llegué por primera vez a la barra de Cristal ubicada en la parte alta de la tribuna oriente. Al ingresar se podía notar un estadio vacío ocupado por un grupo de aproximadamente 30 hinchas celestes en su mayoría personas mayores. Yo creo fueron la primera generación de hinchas.

Esa barra de oriente se llamaba: «Fuerza Cristal”. Estos hinchas a pesar de ser pocos parecían una pequeña orquesta, el bongo, la corneta, la bocina, el bombo y las tablitas de madera que hacían las veces de palmas daban un sonido peculiar que nos distinguía de las demás barras de la época.

Con el paso de unos años fueron apareciendo una nueva generación de hinchas, jóvenes con nuevas ideas y decididos a cambiar la identidad de la barra. Es así que a fines de los ’80 surge la idea de crear una barra popular. Se logra el apoyo de los directivos del club y la mayoría de la gente joven decide pasarse a la popular. En ese instante comienza una tarea titánica de captar hinchas para la nueva barra popular: se dividió la tarea por zonas, barrio por barrio, distrito por distrito y logramos juntar unos 300 hinchas, algo un poco difícil para esos años.

Recuerdo que jugamos el primer partido a fines de marzo con Yurimaguas en el estadio de los cremas, pero la barra se colocó en la tribuna de oriente. En el siguiente partido ante Sport Boys fue el 3 de abril que pisamos la popular por primera vez y esa fue la fecha que le dimos una partida de nacimiento a la barra popular. ¿Como creció la barra con el transcurso de los años? Esa historia es conocida y contada por muchos fundadores que vivimos esa época.

Lo que no sabíamos muchos de nosotros era que no solo estábamos formando una simple barra. Estos 300 muchachos donde el menor de nosotros tendría 10 años de edad y el mayor 25 estábamos poniendo los cimientos para ser más que una barra, una banda de amigos, una HERMANDAD para toda la vida. A pesar de los 30 años de esa aventura nos mantenemos unidos y ayudándonos unos a los otros. cuando más nos necesitamos. Es una hermandad que reafirmó su compromiso y amor al club el 2007 cuando peleamos la permanencia en primera división.

Hoy la Vieja Gvardia cuando nos juntamos en la tiendita de oriente después de muchos años los ojos nos brillaban de emoción al volvernos de nuevo, físicamente algunos hemos cambiado, pero nuestra pasión sigue intacta como el primer momento. Es emocionante ver y recordar esos años de rebeldía saltando en el cemento, esa hermandad que nos llevó a recorrer todo el Perú siguiendo a nuestro equipo con tan solo un par de soles en el bolsillo, que nos llevó a pelear en la tribuna y en las calles para ganarnos el respeto a puro pulso. Esa Vieja Gvardia que sigue unida a pesar de los años y diferencias que podríamos tener, pero que cerramos filas cuando se trata de nuestro amado club: SPORTING CRISTAL. Ese 3 de abril no solo se formó una barra, se formó una gran familia.

¡Feliz aniversario mí querida barra popular hoy: EXTREMO CELESTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *