La reinvención de Emanuel Herrera

Por Raúl Castillo

El delantero de Sporting Cristal de hoy no solo es el definidor que llegó al Rímac, sino también un jugador que juega también para sus compañeros.

En tiempos de una pandemia, la reinvención de las personas no solo se da en situaciones de teletrabajo, sino también en cuestiones de necesidad en una circunstancia específica de emergencia, que también las comprende el funcionamiento táctico de un equipo de fútbol.

En Cristal, hace dos años, el papel de Emanuel Herrera era el de un finalizador que (muchas veces luego de desmarcarse) esperaba el balón dentro del área para definir y marcar un gol para el equipo celeste. Hoy en día, en cambio, el delantero se caracteriza, además de ser un goleador extraordinario en el fútbol peruano, también por cumplir funciones de un habilitador para la aparición de compañeros mejor posicionados en ataque, como la confusión de sus rivales, teniendo en cuenta el aval estadístico de un atacante como él en la Liga 1. Las condiciones futbolísticas de Herrera lo hacen un jugador no solo a la idea de Mosquera, sino a las de cualquier técnico. Si con Mario Salas, el argentino (además de tener un buen juego con los pies) aparecía para definir situaciones generadas por la derecha (con Gabriel Costa) o por la izquierda (con Marcos López); ahora con Mosquera, también se las ingenia, para ser como una especie de pivote para recepcionar la pelota, esperar al defensa rival y tocar al compañero, como abrirse a cualquiera de los dos lados del área, para la asistencia de cara al gol.

Si en el 2018, Herrera tan solo dio dos asistencias en los 26 tantos del ‘Gabi’ Costa, su mejor socio en el ataque; en el reinicio de la Liga tras el parón del COVID-19, Emanuel ya ha servido con cuatro pases para anotaciones frente a Cantolao (‘Canchita’ Gonzales), Alianza Universidad (Washington Corozo), Llacuabamba (Corozo) y Universitario de Deportes (Corozo). Precisamente el ecuatoriano, con su velocidad y lectura, ha demostrado que es el que sabe mejor entenderse con Emanuel, aunque ello no signifique que haya una sociedad entre ambos: Herrera también ha aguantado y ha aparecido para Cazulo, Marchán y otros compañeros. Herrera no solo ha recuperado su lugar como líder de goleo (12 anotaciones), sino que también ha sumado parte de su repertorio para sacar adelante a Cristal en el campeonato. Que siga rodando el balón.

Publicado: Diario El Comercio (21/Octubre/2020).

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *