LIBRETA: Binacional 4 – Sporting Cristal 1

Por Diego M. Eguiguren

Patricio Álvarez (09): No tuvo reacción en ninguna de las cuatro jugadas vitales del partido. A siete días de la primera semifinal, su rendimiento es más que preocupante.

Renzo Revoredo (08): Siempre fue anticipado, superado y sobrepasado, al nivel de ser responsable de dos de los goles juliaqueños. Entre otras cosas, también anduvo impreciso en la entrega. Su tarde fue, en el adjetivo más adecuado, desastrosa.

Omar Merlo (09): Desubicado, lejísimos de ser el cerrojo de días pasados. Recuperó algunas pelotas, pero su desempeño no le alcanzó para tener un partido digno de todo lo que se disputaba.

Johan Madrid (08): El cuadro local encontró todas las facilidades por su zona y se divirtió hasta que, para asegurar la diferencia, bajó la intensidad de los ataques. El número 2 rimense no demuestra argumentos para justificar su presencia en el club.

Nilson Loyola (10): Flojo, pero no tanto como sus acompañantes. Una proyección suya pudo haber significado el empate transitorio, pero Cristian Palacios no la aprovechó.

Jesús Pretell (08): Completamente perdido, no incomodó a nadie ni recobró el balón como se esperaba. Fatal.

Martín Távara (14): Sin duda, de lo poco que se puede rescatar. El zurdo fue el único que intentó inquietar la portería rival con diversos remates de media y de larga distancia.

Horacio Calcaterra (10): Insuficiente en ideas, errático, desmotivado. Hoy no mostró sus mejores características: presión, salida y vigor.

Fernando Pacheco (08): Invisible en ataque. No tuvo ninguna intervención para destacar, y cometió un penal inaceptable en estas instancias. En resumen, no aprovechó su oportunidad.

Christofer Gonzales (09): Irresoluto, como en la mayoría de partidos. Jugó al trote, sin demostrar siquiera algo interesante. Más allá de ensayar un disparo que desvió el portero rival, su presencia en la cancha no tuvo sentido.

Cristian Palacios (08): Tuvo la oportunidad de cambiar el trámite del cotejo anotando el empate, pero su displicencia no se lo permitió. Hay mucho que temer si el uruguayo será la única pieza de ataque en búsqueda y captura del bicampeonato.

CAMBIOS

Jorge Cazulo (11): Ingresó por Pretell cuando el partido ya estaba definido, y no cambió la situación. Su aparición en el campo fue una nueva irresponsabilidad del entrenador, teniendo en cuenta que, si le sacaban una tarjeta amarilla, no habría jugado la primera semifinal ante Alianza Lima.

Christian Ortiz (09): Reemplazó a Pacheco y, cada vez que tuvo el esférico, lo perdió sin más. Su participación fue casi nula. No ofreció nada positivo.

Kevin Sandoval (13): En una jugada esporádica, anotó el único gol cervecero. Un disparo suyo también pegaría en el travesaño. No demostró nada realmente trascendente, pero, ante el pobre nivel general del equipo, dio la impresión de que su ingreso fue efectivo.

Un comentario en “LIBRETA: Binacional 4 – Sporting Cristal 1

  • el noviembre 25, 2019 a las 12:43 pm
    Permalink

    Razón tienen, como se le va a ganar a un rival que viene envalentonado con esa falta de fútbol y actitud. Y Barreto mintió porque dijo en conferencia que iría a ganar ese partido. Eso no sucedió pero lo peor es que ni siquiera se asomaba una rebeldía por intentar ganarlo. O acaso dirán que estaban guardando físico para la semifinal? Ya el partido terminó y la presentación seguro molestó a toda la hinchada. Espero el Sporting Cristal le haga un mejor partido al subcampeon y demuestre porque es el vigente campeón aunque es ciiero que los jugadores y el cuerpo técnico ha cambiado. Espero ver más amor propio en los muchachos porque juego no vi.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *