Libreta de Calificaciones: Cantolao 2 – Cristal 6

Por Diego M. Eguiguren

Renato Solís (12): Siguiendo la senda de la semana pasada, el golero rimense no se mostró seguro atenazando el balón, tampoco tuvo un buen trabajo con la redonda en los pies. Esperemos que, al ganar más minutos de competencia, retome el nivel que le vimos a inicio de año.

Gianfranco Chávez (15): Por lo general, sacó mucha ventaja en el uno contra uno, pero también llegó tarde en un par de ocasiones importantes, como en el penal que condujo al descuento porteño. Pese a ello, sigue siendo un elemento clave en el funcionamiento de la línea defensiva.

Omar Merlo (16): Si empezamos a analizar desde el reinicio del torneo, este fue su mejor partido. No tuvo grandes dificultades para proteger su zona y, además, dejó su huella en el score tras conectar de testa un estupendo servicio de Távara. No conforme con ello, también generaría el penal que Herrera ejecutaría para convertir el tercer gol cervecero.

Jhilmar Lora (14): Rápido y atrevido, por momentos. Sólo quedó desairado en el segundo descuento del Delfín, cuando fue superado largamente por Mario Tajima. Aun así, tuvo una interesante actuación.

Nilson Loyola (11): Empezó fatal, perdiendo en cada enfrentamiento y condicionándose con una tarjeta amarilla. En el segundo período, sin embargo, se recuperó y ofreció un desempeño aceptable en defensa y en ataque.

Martín Távara (17): Resolvió el partido muy temprano, con dos asistencias de ensueño. Luego, se mantuvo preciso en los pases, convirtiéndose en el núcleo de la volante bajopontina. Determinante.

Horacio Calcaterra (16): Mucha entrega, presión y destellos de calidad. El número 7 es el jugador más destacado del equipo desde que volvió la Liga 1.

Christofer Gonzales (17): Tuvo su mejor partido desde que llegó al club. Buscó el arco, anotó, combinó, desequilibró, género faltas. Un rendimiento más que decente, por fin. Esperemos que, como dirían algunos, esto no sea flor de un día.

Kevin Sandoval (10): Esta vez le faltó frescura, inventiva, atrevimiento. No desbordó una sola vez ni participó en las jugadas decisivas. Fue reemplazado sin mayor ruido.

Washington Corozo (17): Buen partido del extremo ecuatoriano, demostrando que, cuando confía en sus condiciones y en su velocidad, es un arma de muchísimo peligro. Estuvo imparable por la banda izquierda y anotó el último gol de la tarde con una definición elegante.

Emanuel Herrera (18): Dos goles más —y una asistencia— para alegrar nuestras vidas y recordarnos que podemos contar con él. El goleador está volviendo. Y no sólo con anotaciones y pases, sino también con mucho compromiso para trabajar en equipo.

 

CAMBIOS

 

Jesús Castillo (15): Tuvo más minutos que en otras ocasiones, y fue un elemento visible. No siempre fue claro en la entrega del esférico, pero por momentos lo fue y de manera muy efectiva. Un jugador para seguir.

Jorge Cazulo (18): Entró como quien pide a gritos estar siempre. El guerrero celeste fue un ejemplo de profesionalismo y pundonor. En pocos minutos, presionó a los rivales como si el encuentro recién empezara y, además, dio dos asistencias para que Cristal selle la tarde de manera arrolladora.

Percy Liza (16): Apareció sin miedo, mostrándose siempre por el sector derecho. Fue vital en el quinto gol rimense, que culminaría con la arremetida de Olivares. Interesante.

Johan Madrid (10): Ingresó por Nilson Loyola. Aunque no estuvo en el gramado muchos minutos, no pudo cerrar su zona en la jugada del segundo gol de los locales. Se fue de largo, como se estila decir.

Christopher Olivares (16): Tuvo una oportunidad para anotar, y la aprovechó. Esto es lo que se espera de él cuando tiene la posibilidad de ingresar unos minutos y demostrar su valía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *