Libreta de calificaciones: Cristal 1 – Alianza 1

Por Diego M. Eguiguren

Renato Solís (12): Dubitativo e impreciso con el balón en los pies. Tomando en cuenta la casi nula presencia ofensiva de los blanquiazules, quienes no comprometieron el arco cervecero luego de un gol accidental, tuvo una tarde cómoda, como para intentar calmar los nervios.

Gianfranco Chávez (14): Incomodó lo suficiente a Patricio Rubio, haciendo que su presencia no generara mayor peligro. No tuvo mayor dificultad ni en la marca ni en la distribución. Cumplió.

Omar Merlo (14): Ganó varios balones por alto, aunque no siempre pudo despejarlos con la solvencia que tiene en otros partidos. Sin más que hacer en tareas defensivas, organizó salidas con pases cortos y largos, casi siempre efectivos.

Renzo Revoredo (16): Uno de los destacados, sin duda. Recuperó balones con justeza y pisó el área rival con visión. Preciso en los pases. Esta tarde, lejos de las críticas, la banda fue suya.

Nilson Loyola (13): Pasó al ataque para convertirse en una alternativa para Corozo, pero sin llegar a destacar en ninguna proyección. Por otra parte, su trabajo en defensa fue correcto, trabando cada vez que su zona parecía estar en riesgo.

Martín Távara (14): Muy bien en la anticipación y en el juego corto, pero inofensivo en los centros y en los tiros libres. Sabiendo que esto último es su mayor virtud, hoy Cristal perdió una de sus mejores armas.

Horacio Calcaterra (17): El mejor de la cancha, por varios cuerpos de distancia. Metió, mordió y generó. Lució la cinta de capitán con temple, posicionándose en todo el terreno como la pieza fundamental del equipo de Mosquera.

Christofer Gonzales (10): Intrascendente en el primer período, errático en el segundo. Hoy, lamentablemente, desperdiciando inmejorables ocasiones para anotar, confirmó que, aunque agobie repetirlo, su presencia en el campo no encuentra fundamento.

Jhon Marchán (11): Es pronto para decir que atrás quedaron los destellos de buen fútbol. Son notorias sus condiciones, pero hoy participó poco y, cuando lo hizo, sus servicios fueron equivocados. Queda para destacar que no teme a las jugadas divididas, al nivel de haber salido lesionado luego de disputar un balón con Francisco Duclós.

Washington Corozo (11): Tímido hasta la exasperación. Se esperaba más sorpresa, gambeta, actitud, confianza. Quisimos algo que, hasta antes de su cambio, pensábamos que podía llegar en cualquier momento, como ocurrió la semana pasada. Pero no, el extremo bajopontino terminó enmarañado en un sinnúmero de acciones predecibles. Si Loyola no pasaba por su lado, se le acababan las ideas.

Emanuel Herrera (16): No sólo preparó un misil y lo lanzó con destreza para darle el empate a los rimenses, sino que siempre estuvo visible, participando del juego, luchando por el esférico, asociándose con sus compañeros. Hoy —qué duda cabe— lo volvimos a ver.

 

CAMBIOS

 

Kevin Sandoval (12): Intentó combinar por derecha, aunque sin mucho éxito. Su participación fue esporádica y poco clara.

Jesús Castillo (-): Reemplazó a Washington Corozo y se ubicó en el mediocampo con la tarea de colaborar y darle buen destino al balón.

Christopher Olivares (09): Ingresó por Emanuel Herrera para refrescar el ataque, pero lo hizo al trote, con displicencia, con poca determinación de cara al arco rival, sin siquiera presionar la salida de un equipo demolido físicamente. Triste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *