Libreta de calificaciones: Sporting Cristal 1 – Grau 2

Por Diego M. Eguiguren

Renato Solís (13): Tuvo una actuación irregular. Salvó su portería —y de muy buena forma— en un par de tiros libres. No obstante, queda la sensación de que el primer gol piurano terminó concretándose por una suma de deficiencias. Entre ellas, la falta de firmeza que tuvo el golero rimense en la salida.

Gianfranco Chávez (12): No tuvo la solidez que, merecidamente, lo ha llenado de elogios. Esta noche se le notó desordenado, distraído. No pudo controlar a Collazos en algunos momentos específicos, como cuando el ariete encontró un hueco a su espalda y marcó el 0 – 1 parcial.

Omar Merlo (14): Correcto, resolviendo con suficiencia. Las complicaciones no pasaron por su sector.

Renzo Revoredo (11): Inofensivo. Y no es que se le exija demasiado en ataque, pero sí se le pide que compense esto con seguridad en el fondo. Hoy no cumplió con esto, ya que compartió responsabilidad con Chávez y Solís en el primer gol norteño.

Junior Huerto (11): Cómodo, en su zona. Se limitó a quedarse estático, tranquilo, sin apuros ni compañía contraria. No se proyectó jamás.

Martín Távara (14): Sin llegar a ser la brújula, fue de lo poco rescatable en el equipo. Exigió al guardameta piurano con remates de media y larga distancia, además de ejecutar algunos tiros libres con cierta peligrosidad. En uno de sus tantos intentos, consiguió el empate: un misil salió de su pie izquierdo para remecer el arco visitante y darle a la noche algo de ilusión.

José Inga (10): No encontró su lugar en la cancha, jamás se posicionó correctamente. Subía y bajaba por izquierda con la misma desprolijidad con la que cometía faltas. Tendrá más partidos para intentar demostrar lo que vale, sin duda.

Jorge Cazulo (11): Es raro decirlo, qué duda cabe, pero no fue ni la mitad de lo que acostumbra ser. Siendo un elemento tan determinante en este plantel exiguo, se nota demasiado cuando está impreciso, desubicado y con menos socios.

Kevin Sandoval (10): Volvió a la improductividad, apareciendo poco y mal. Le faltaron recursos para superar a los adversarios cuando tuvo la ocasión. Se repitió a sí mismo realizando movimientos ineficaces y perdió la redonda una y otra vez.

Washington Corozo (14): No sobresalió, pero lo amparan sus intenciones y su disposición. Siempre intentó desbordar y asistir. No tuvo una buena noche; sin embargo, en comparación con la mayoría de la oncena, trabajó más y mejor.

Emanuel Herrera (12): Erró mucho en pases decisivos. Por otra parte, casi anota de cabeza en dos ocasiones: el portero se lo impidió de manera soberbia. No alcanzó un buen nivel de juego.

 

CAMBIOS

 

Jhon Marchán (11): Inoperante, sin claridad. Es cierto que estuvo cerca de anotar con un buen disparo de media distancia, pero sus apariciones, con esa salvedad, fueron intrascendentes. No fue solución de armado en ningún momento. Para ser un jugador extranjero, su rendimiento todavía está lejísimos de lo siquiera aceptable para Sporting Cristal.

Christopher Olivares (10): No generó mayores complicaciones a la defensa rival, y aunque le quedó una pelota servida para marcar el gol del triunfo, envió su remate a donde sea. Queda claro que, lamentablemente para él, su tiempo en el club está llegando a su fin. Hasta las oportunidades tienen un límite.

Carlos Cabello (10): Ingresó para sumar volumen ofensivo por derecha y, a excepción de algún parpadeo, no cumplió con lo esperado.

Jesús Castillo (10): A diferencia de otros encuentros, hoy no se acomodó en la cancha ni con el transcurrir de los minutos. Trasladó el balón sin convicción y sin consolidarse en una posición definida.

Johan Madrid (11): Se ubicó por izquierda e intentó asociarse con Corozo. No lo hizo del todo mal, pero tampoco obtuvo buenos resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *