Libreta de calificaciones: Mannucci 3 – Cristal 3

Por Diego M. Eguiguren

Renato Solís (13): Desafortunadamente, un penal bien ejecutado, un rebote y un tiro libre inatajable, dejaron al golero bajopontino sin opciones de salvar su arco. El lado bueno es que últimamente se le ve más seguro jugando con los pies.

Gianfranco Chávez (16): En ocasiones, impresionante. El zaguero recuperó pelotas difíciles, fue abajo, interceptó jugándose todo, anticipó con firmeza. Mantiene su nivel, el mismo que lo ubica como el jugador con más proyección del plantel rimense.

Omar Merlo (14): Empezó muy bien, ganando la posición por alto y anticipándose a los rivales; sin embargo, se descuidó en la jugada del segundo tanto carlista, cuando fue superado en el juego aéreo por Fernández. Este gol marcaría gran parte del desarrollo y desenlace del encuentro.

Renzo Revoredo (12): Providencial para cruzar y salvar la portería, aunque mal en los pocos centros que lanzó. No pasó apuros ni brilló.

Junior Huerto (14): Tuvo una participación tan constante, que acumuló muchas altas y bajas. Ganó tantos duelos como los que perdió. Por instantes precisos, supo cerrar su zona. También cometió un penal, pero, para redimirse, dio una asistencia de gol. Regular, en suma.

Jesús Castillo (12): Un poco despistado en los primeros minutos del cotejo, algo que también se repite cuando ingresa en los segundos tiempos. Después, para no contradecir lo hecho en pasadas actuaciones, mejoró y ayudó al equipo jugando —por momentos— la redonda con limpieza.

Horacio Calcaterra (13): Fue parte de la anarquía de un mediocampo que pocas veces tuvo claridad. Aun así, el juego de Calca tuvo buenos períodos en la presión y en la recuperación.

Jorge Cazulo (14): Siempre es elogiable su coraje, ese empuje imprescindible para el equipo. Hoy apareció por toda la cancha, como siempre, intentando desempeñar funciones que quizás no le corresponderían si Cristal tuviera otras piezas, pero nunca terminó de organizarse dentro de su desorden y tuvo tantas apariciones buenas como no tan buenas.

Jhon Marchán (11): Luego de un rebote, apareció de manera oportuna para colocar el empate transitorio. Más allá de eso, se le vio completamente enemistado con el balón. Falló demasiados pases y, por momentos, perdió la posesión por intentar lujos innecesarios.

Washington Corozo (15): Trabajador, decisivo. No siempre luce lo mejor de sí; no obstante, continuamente tiene relación con el resultado, ya sea asistiendo o anotando. Hoy fue clave en el tercer gol, habilitando a Herrera de manera precisa. Además, generando jugadas de riesgo que pudieron tener un mejor final.

Emanuel Herrera (14): Sin mostrar lo mejor de su potencial, fue capaz de sembrar peligro hilvanando jugadas y marcando el gol que parecía sellar el triunfo cervecero. No está en su mejor momento, definitivamente, pero su presencia se nota: ya ha convertido nueve veces en el torneo.

 

CAMBIOS

 

Kevin Sandoval (14): Se mostró, quiso ser una solución. No tuvo grandes ideas, pero, pese a ello, se le notó más que cuando inicia las acciones. Hizo algunos desbordes y efectuó un centro que, de haber sido conectado de manera eficiente, habría terminado en las redes trujillanas.

Christopher Olivares (14): A diferencia de las últimas fechas, hoy no se podrá decir que entró mal. Cuando luchó en las divididas, supo ganar y trasladar el esférico. Se hizo presente en el marcador como un cazador y estuvo cerca de encajar uno más. Lo vimos activo, que ya es algo.

Johan Madrid (-): Tuvo poquísimos minutos en el campo, sí, pero perdió una pelota que casi propicia un contragolpe peligroso. Le falta determinación.

José Inga (-): Tras su ingreso, se posicionó de buena manera en la volante, tocando la redonda con propiedad. Lamentablemente, cometió una falta que los norteños aprovecharon para sentenciar el empate.

Un comentario en “Libreta de calificaciones: Mannucci 3 – Cristal 3

  • el septiembre 30, 2020 a las 11:08 pm
    Permalink

    demasiada nota
    para solis, el ultimo gol si bien fue un buen disparo, era atajable, se pego demasiado al palo contrario

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *