Libreta de calificaciones: Sporting Cristal 1 – Universitario 0

Por Aldo Alvarado

Solís (18): El mejor del partido. Hoy demostró que la competencia sana con Duarte rinde sus frutos. Se ha superado con claridad. Salvó dos pelotas de gol cantadas.

Lora (14): Mejor en el primer tiempo. En el segundo se agotó-
A. Gonzáles (14) Insuperable por alto. Luego de la tarjeta amarilla el popular Alicate tuvo que bajar las revoluciones y se tuvo que medir.

Merlo (15): Un cancerbero de aquellos. Al lado de Gonzales sacaron todas las que llegaron a la candela. Al igual que su compañero de la zaga fue condicionado por la tarjeta amarilla.

Madrid (13): Ha demostrado que puede jugar con normalidad por ambas puntas. Se proyectó poco porque tuvo trabajo recargado por las arremetidas de los rivales. El árbitro le mostró una tarjeta amarilla por una falta que sólo existió en su imaginación.

Távara (13): Se dio a notar muy poco en el armado y en la contención se excedió en el juego brusco. Tuvo que ser cambiado por estar condicionado.

Calcaterra (16): El motor y la manija del equipo. Metía la palanca de cambios y giraba el timón para dirigir el armado. Si metía el gol tras su maravillosa jugada en el primer tiempo alcanzaba la nota 20

C. Gonzáles (12): No pudo destacar por el férreo bloqueo al que fue sometido por la volante del rival.

Hohberg (15): Tuvo serenidad para anotar contra su exequipo. El momento fue difícil puesto que Carvallo conoce muy bien su forma de definir.

Olivares (13): Su labor no destacó por estar de subibaja ayudando a su defensa. Tuvo un par de buenas escapadas que no llegaron a buen puerto.

Riquelme (12): Al igual que Olivares, lo marcaron al milímetro. Recibió fuertes faltas. Un par de ellas merecieron ser de color rojo. Se perdió un gol por titubear entre definir o dar pase.

Corozo (14): Sólo tuvo un par de tres buenas escapadas que sirvieron para que los aleros rivales lo pensaran bien antes de proyectarse

Ávila (14): Hoy no destacó como en sus anteriores actuaciones. Se perdió un gol frente a Carvallo que en años anteriores lo hacía con los ojos vendados.

Castillo (13): Entró en momentos difíciles del equipo rimense como llanta de repuesto para refrescar la contención. Luego del cambio de Calcaterra fue quien recibía los rechazos de sus compañeros de la defensa.

Pretell (13): Ante la salida de Calcaterra fue el guardián de la primera línea de contención que al equipo le quitó armado pero reforzó la línea media.

Loyola (12): No utilizó sus clásicas proyecciones con Corozo porque más se dedicó a defender.

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *