Libreta de calificaciones: Vallejo 3 – Sporting Cristal 0

Por Jorge Alejandro Gonzales

Solís (14): Indeciso en los momentos que le tocó accionar, realidad que se reflejó en sus movimientos y participaciones. No brindó certidumbre en muchos momentos del partido; si bien no fue responsable directo de los goles recibidos, pudo hacer más mediante la actitud y el empuje a sus compañeros. Sorprende su bajo nivel mostrado pues venía en alza y mejorando, su breve inactividad podría ser respuesta a su alicaído rendimiento en esta fecha.

Prado (13): Probablemente es el fichaje del cual se esperaba un mayor rendimiento al ser proveniente de un equipo europeo, sin embargo ya pasó un tercio de año y no se ve una clara mejora. Displicencia y desidia es lo que ofreció Percy en este encuentro, a su mal estado físico le está agregando falta de interés y descuido al jugar. No colaboró en ofensiva ni generó peligro por las bandas, además fue superado varias veces por su oponente de turno.

González (13): Ofreció una vez más muchas ganas e ímpetu, características requeridas para los deportistas, pero lamentablemente con eso no alcanza si no cuentas con las virtudes físicas necesarias como agilidad, velocidad, reacción y movimiento, para de esa manera poder complementarse y establecer un rendimiento óptimo. Se complicó mucho en los despejes debido a su reacción tardía en las jugadas y por presión de los ofensivos rivales, además lo llevaron con demasiada facilidad en reiteradas ocasiones a causa de una mala anticipación y poco apoyo de sus compañeros.

Chávez (15): Fue de lo más rescatable del Sporting en este partido, su empuje y ambición de querer ganar, de desear quedarse con los tres puntos y mantener el invicto de 25 partidos se apreció en su juego. Lamentablemente la asociación del equipo en conjunto no funcionó y su actuación individual no bastó para triunfar. Ganó la mayoría de sus duelos e intervenciones pero también erró en varios pases sobre todo los largos. Su gran equivocación hoy fue su débil pase en el área propia hacia Pretell, que culminó en tanto de Ysique.

Villalta (11): El peor del partido. Fue arrojado a los leones y expuesto innecesariamente. Benjamín es un buen proyecto  y  un jugador con muy buenas cualidades pero colocarlo de lateral lo hizo muy vulnerable frente a Jairo Vélez y Ronald Quinteros, quien conoce bien esa zona de la cancha. En el intento de sumarse al ataque se desubica y desordena, motivo por el cual le ganaron la espalda y mayoría de duelos individuales.

Pretell (15): Mejoró a comparación de la fecha pasada, sin embargo por ratos sigue mostrando apatía y desconsideración hacia el juego. Tocó muy pocas veces el balón pero ayudó en la labor de la marca. Lamentablemente para Cristal, su poca química con un improvisado Madrid y desorbitado Soto culminó en que no lograran entenderse; estando ellos en la zona donde se gestan la mayoría de jugadas trajo como consecuencia que Cristal casi no cree situaciones de peligro a la Vallejo.

Madrid (14): Es bien sabido que Johan es polifuncional en la zona defensiva, cualidad que le ha ayudado a mantenerse en Sporting Cristal, pero colocarlo en un lugar más adelantado donde tiene el deber y labor de hilar las jugadas del equipo acaba resultando improductivo, atrevido negativamente y hasta auto perjudicial pues sus características no son explotadas y por el contrario se obliga a resolver jugadas que su estilo de juego no le permite. Comenzó el encuentro con intención de presionar y de llegar a la defensa rival pero finalmente no conectó nunca con sus compañeros en el mediocampo.

Marchán (16): No tuvo un mal partido, como coloquialmente se dice fue ‘cumplidor’. Lamentablemente para su puesto y para el club en donde está se necesita mucho más, sobre todo si lleva el número que tiene en la espalda. Fue el que más intentó para el Sporting durante este nefasto partido y demostró que juega ligeramente mejor por el medio que por los lados, aun así tuvo que ofrecer mucho más. Ante la poca subida de los laterales, mal posicionamiento de los volantes y nulo movimiento de los extremos para marcar pases entre líneas, las opciones que tuvo Marchán más allá de la individualidad fueron pocas.

Grimaldo (15): Joao tuvo un regular partido, mostró rebeldía y atacó las veces que tuvo oportunidad. Al bajar más de lo debido en su sector al ayudar en la marca a un obligado a sufrir, Benjamín Villalta, condicionó su posicionamiento en la cancha y lo alejó de la zona en la que debía estar, provocando que así que no desequilibre lo suficiente y que no sea una opción libre para el pase.

Soto (13): Ha sido el partido más bajo de Soto de lejos. Se le vio desorientado todo el encuentro, quizá por el imprevisto mediocampo celeste. El plan de colocarlo por un extremo no funcionó ya que si bien es un jugador hábil y de buen pase no es vertiginoso ni rápido, su lentitud hizo poco sorpresivo y muy previsto los ataques por su zona.

Riquelme (14): Tuvo algunos intentos de cabeza pero fueron desviados o con poca potencia, su jugada más resaltable fue en la que desdobla a Fleitas y Garcés para un tiro raso que pasó cerca del palo izquierdo del arquero. Estuvo solo ante una defensa sólida y pudo hacer muy poco. No estuvo acompañado debidamente por sus extremos lo que le dificulto el trabajo, presionó de manera constante a los defensores y retrocedió a media cancha para conseguir el balón.

CAMBIOS

Lora (15): Entró con ganas y con la actitud debida pero no pudo influenciar en el resultado por el mal rendimiento del equipo. Los extremos de su sector no lo apoyaron en la marca y ni en salida.

Távara (15): Martín entró a ordenar el mediocampo y a generar buen futbol, la idea era tener la posesión para que el rival deje de hacer daño y a la vez generar ataques profundos a partir del quite en el medio. Daba la sensación de que así sería sin embargo el inesperado segundo tanto poeta hizo que se liquide el partido.

Calcaterra (13): Entró cuando el partido ya estaba cuesta arriba y ante el envión anímico del rival, los intentos rimenses fueron contrarrestados. Se le notó muy cansado, tal vez por la seguidilla de partidos. No pudo brindar el nivel de siempre.

Ávila (13): Jugó casi media hora pero no generó peligro para Vásquez, no colaboró en la marca a Jhilmar y participo muy poco en el juego.

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *