Metiendo el bisturí: no todo es malo

Por Aldo David Alvarado Hinojosa

POSITIVO: Después de ser campeones el 2020,  ganar la Fase 1 el 2021, Copa Bicentenario 2021, ingresó al club 1’400,000 dólares al club (Copa Libertadores, Sudamericana y préstamo de Corozo) y hoy estamos punteros en la Fase 2 empatado con 6 equipos que tienen 8 puntos. Podemos asegurar que el balance es positivo. Hay varios aspectos por mejorar, sí, pero si vemos el saldo es bueno.

SCORER: Alejandro Hohberg se ha convertido en el máximo anotador del momento en la escuadra cervecera. Aunque la mayoría de sus goles fueron de lanzamiento de penal, su producción goleadora no decae. Hoy le tocó anotar de nuevo de potente disparo desde el filo del área grande para abrir el marcador. Esto le tapa la boca a los aguafiestas y pesimistas de siempre que le buscan tres pies al gato en las contrataciones.

CINTURA DE JEBE: Calcaterra es el jugador que marca la diferencia en el armado en el futbol peruano. Tiene la habilidad de cambiar todo el sistema de ataque con un solo movimiento de cintura. Hace recorrido en todo el campo. Tanto apoya en tapar el armado del equipo rival como sale con la pelota jugada para diseñar y construir ataques. Como si fuera poco tiene gol. Hay, tras el pase de Irven entre las piernas de un defensor huanca se metió como cuchilla entre los dos centrales y, solo frente al arquero, con la pelota dando bote engañó al arquero que creía que le iba a hacer su típico movimiento de cintura para patear al otro lado. El movimiento lo hizo, pero al palo del arquero y definió por alto. Qué magnífico gol el de Calca. Además, fue elegido el jugador del partido. Casi nada

SEGUIDILLA: La preparación física que hace el personal técnico del plantel de La Florida a su plantel es envidiable. Usualmente los jugadores se reponen de inmediato jugando en un fixture normal. Es decir, de domingo a domingo. No obstante, los celestes han venido jugando cada tres días. Claro, algunos responderán que todos los equipos de la liga jugando con la misma agenda recargada. No obstante, es del caso hacer las respectivas comparaciones. No es lo mismo jugar un solo campeonato que tres certámenes diferentes, que se han presentado uno tras otros: Liga 1, Copa Libertadores, Cola Bicentenario, Copa Sudamericana, Fase 2. Hay que puntualizar que en las copas Libertadores y Sudamericana se juegan a otra velocidad y con mayor cantidad de choques, fricciones y contusiones, sin contar el desgaste que dan viajes y alojamientos en otras ciudades de climas diferentes. Aún así el estado físico de los cerveceros es bueno. Sin embargo, la recuperación de golpes y lesiones toma su tiempo. Ni bien los jugadores se recuperan de un golpe ya les cae otro más grave. Ello se notó en el segundo tiempo del partido ante Huancayo.

PARCIALIZADO: Varios jugadores terminaron golpeados en un partido bastante friccionado. El culpable de esto tiene un nombre, el juez Legario que permitió toda clase de infracciones de los jugadores huancas. Especialmente durante el segundo tiempo, cobró todo contra el Sporting Cristal y cuando los huancas abollaban a los celestes Legario miraba para el otro lado. Pero eso no fue todo. A Hohberg le sacó tarjeta amarilla sin razón alguna. Un zaguero huancaíno le tiró la pelota a Lorita en las narices del juez, pero este no quiso mirar. ¿Y la imparcialidad? Bien, gracias.

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *