Metiendo el bisturí: Sporting Cristal 2 – A. Universidad 1

Por Aldo Alvarado Hinojosa

CAZULO: Semanas atrás, Jorge ‘Piqui’ Cazulo se había lesionado en un entrenamiento. Desde ese momento, la línea media titular del equipo quedó definida con Távara, Calcaterra y Canchita Gonzales. Luego de un par de fechas, Cazulo quedó apto. El DT Mosquera sabiamente ideó incluirlo de a pocos. En los últimos partidos sólo entraba faltando quince minutos para el final. Piqui se desempeñaba como suele hacer, poniendo su clásica actitud guerrera y la firmeza para pelearlas todas hasta el último minuto. Y lo hacía muy bien, no sólo por su temperamento charrúa sino porque cuando juega con el brazalete de capitán transmite el espíritu luchador a sus compañeros. Hoy entró a la cancha, en el papel, en un puesto diferente, como volante ofensivo. Sin embargo, conocida es su manera de jugar peleándolas todas. Cristal empezando el partido atacaba por todos los frentes y a los diez minutos consiguió el gol del cristal en base a su conocido empuje. Con esto demostró que tiene fuelle para regalar. Lo que nunca regalará al rival son las pelotas disputadas.

HERRERA: Se extrañaban las anotaciones del goleador Herrera. No le había ido muy bien en las dos últimas fechas, incluso había errado un lanzamiento de penal. A las postrimerías del encuentro, los celestes habían tenido que echar mano a toda su experiencia y sus recursos para encarar las desesperadas arremetidas de los delanteros rivales. Madrid había sido sustituido por Cabello. Los universitarios se venían con todo. En un lanzamiento de esquina bombeado al que se volcaron todos los jugadores huanuqueños, incluido el arquero Morales, la pelota fue rechazada por Chávez. El rebote fue a los pies de Corozo quien habilitó a Herrera que estaba pegado por la izquierda. El goleador cervecero, viendo que el arco del once antagonista estaba desguarnecido perseguido por el arquero y varios jugadores universitarios emprendió veloz carrera desde antes de la línea central, y desde aproximadamente 35 metros disparó un potente remate que se incrustó en las mallas. Ya ven, la mecha de un goleador es como la ceniza de los incendios forestales: uno cree que ya está apagada, pero al primer soplido se vuelve a encender.

MADRID: El jugador Morales se la pasó durante todo el partido dándole patadas a todo lo que se movía. En el segundo tiempo, Madrid se había proyectado a toda velocidad dribleando jugadores. Su carrera fue bloqueada por un foul de un jugador huanuqueño, pese a todo siguió avanzando, aunque cayó trastabillando. Al caer fue golpeado intencionalmente en la cabeza por el jugador Morales. Un golpe fue desleal. Madrid quedó grogui y tuvo que ser atendido fuera de la cancha. El árbitro hizo la vista gorda ante el alevoso ataque. Porque es un acto de deslealtad y mala fe patear en la cabeza a un jugador que caía. Minutos después fue expulsado por otro puntapié artero. En la afición cervecera quedó la preocupación tras el golpe recibido por el lateral celeste. Terminando el partido el profesor Mosquera tranquilizó las aguas declarando que todo estaba bajo control. Sólo un ligero mareo. Diferente sería el caso si se hubiera desmayado. ¡Fuerza Madrid!

elportalceleste.com

Un comentario en “Metiendo el bisturí: Sporting Cristal 2 – A. Universidad 1

  • el septiembre 20, 2020 a las 5:23 pm
    Permalink

    Bien Aldo, un excelente análisis, mi estimado Dr Celeste

    Respuesta

Responder a Jaime Valdez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *