Metiendo el bisturí: Sporting Cristal 4 – Llacuabamba 1

Por Aldo Alvarado

CHAMO CANTANTE: Se la tenía guardadita. Nos enteramos que el Jhon ‘Chamo’ Marchán es cantante. Su nombre artístico es Jhonsi M. Aunque aún no hemos tenido oportunidad de escucharlo cantar un rap o un reguetón, no dudamos de que su capacidad artística es similar su habilidad con la zurda. No estaría de más que nos cante un gol anotado por él. Le cambiaríamos el nombre artístico por Gol sí Marchán.

TOCAYOS: Ayer jugaron dos colombroños, Gonzales y Olivares, ambos jugadores llamados Christofer. Y ambos con distinta suerte. Uno de los dos Christofer, Gonzales, conocido como Canchita hizo su gol de un formidable sombrero al arquero Ramírez. Su otra influencia en el marcador fue cuando lanzó un tiro libre en las postrimerías del partido. El disparo fue interceptado por el codo de un marcador rival. Penal indiscutible definido por Herrera. El otro Christofer, hijo del Zancudo entró poco minutos y se perdió un gol en la puerta del arco. Ambos son tocayos, decíamos, pero no tuvieron la misma suerte en el partido.

COROZO: Su nombre es Washington Bryan Corozo Becerra (Guayaquil, Ecuador,09/07/1998, 22 años) , 1.81m, 77 kilos, zurdo neto) es un jugador que pugna por anotar durante todo el partido. Muchas veces no le salen las cosas como se propone. En cada partido se falla por lo menos un par de ocasiones de gol. Y cuando lo logra se emociona tanto que suelta un par de lagrimones. Ayer demostró que está controlando sus emociones. Ayer, tras anotar su gol no lloró.

PAMPA DE AGUA: Llacuabamba es una localidad muy poco escuchada en tierras limeñas. En sus entrañas hay minas de oro. Llegó a conocerse que el lugar existía en el mapa a raíz de su ascenso de su equipo de bandera a la liga 1 profesional. Llacuabamba debe su nombre a dos palabras del quechua. quechuas: Yacu = agua y Bamba = pampa- . Literalmente «Pampa de agua». En el primer tiempo el equipo liberteño le dio duro trabajo al once celeste. Anotó el primer gol a poco de empezado el partido. Estuvo a punto de aumentar la cuenta pocos minutos después. Para el segundo tiempo la efectividad del conjunto minero se diluyó y con la llegada de los goles cerveceros empezó a hacer agua. El equipo liberteño se convirtió -como su nombre- en una pampa de agua.

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *