Mosquera y el camino a la resilencia

Por Juan Carlos Pereyra

Según la real academia española: «la resiliencia es la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos». En esta etapa de pandemia por el COVID-19 el premio del resiliente del año 2020 se lo lleva nuestro querido Roberto Mosquera.

Era un 23 de febrero que Sporting Cristal anuncia la contratación de Roberto Mosquera. Hoy vemos que fue una asertiva decisión de los nuevos dueños. Mosquera encontró mas problemas que Baldor en el club, empezando por el estado físico del equipo pero lo que si encontró una buena cantidad de materia prima que la pudo transformar en mejores personas ante todo.

Cuando llegó el equipo estaba en zona de descenso, antes de que empiece a entrenar con el equipo ya había perdió al Tití Ortiz que se fue a Independiente del Valle. Jugo 2 partidos antes de la pandemia uno le empató y otro lo perdió (Stein). Esto fue el punto de quiebre para ser el Resiliente del 2020.

En marzo se suspendió el torneo y empezaron con los tele trabajos vía Zoom, allí se vio su manera de adaptarse a la nueva a realidad logrando entrenar de esta nueva manera por 4 meses, volver a la pelota fue todo un tema después, los jugadores habían cambiado su anatomía en los pies y reacomodarse fue todo un reto para que mantengan la técnica del manejo de balón.

Otro problema que tuvo fue la recuperación de Herrera tras su lesión del 2019, logró recuperarlo físicamente y le cambio el chip de lo que es un 9. No solamente salió el goleador del campeonato sino que lo convirtió en el segundo mejor asistidor después de Corozo.

El acierto de la nueva posición de Olivares como extremo que poco a poco se está haciendo del puesto, esto ya lo había demostrado con Advíncula que paso de 9 a jugar de lateral derecho.

La reivindicación de Cazulo que paso de 6 a jugar adelante y que incluso nos dio un gol en la semifinal y otro en la final. Le dio el lugar que correspondía al líder de la cancha.

Otros problemas que tuvo fueron las decisiones de indisciplina que hubieron y que como el los dijo en la primera reunión con el equipo no las iba a permitir. Resultando la salida del portero de selección, la separación del delantero que repatriamos de México, de la salida de una promesa con nombre ligado al club, con el préstamo de una promesa a un equipo de provincia y con meter a la congeladora a un buen extremo. Todos esos problemas el los pudo resolver buscando mejores personas y logrando sacar lo mejor de nuestros jugadores como Loyola y Madrid. Otro problema que lo supo resolver fue la cantidad de partidos jugados en poco tiempo, el equipo respondió como un reloj físicamente.

También nos ha dado una promesa como Liza y le dio una fe de si mismo a Corozo que por cierto ya se cree el tipo de jugador que es.

Aunque logró consolidar a Merlo y Chávez, queda como tarea ver sus recambios cuando no puedan jugar. Reinventó a Távara de 6 que en estadísticas de esta posición debe ser el mejor o uno de los mejores que lo pulen con los pases a profundidad que tiene.

Todo está resiliencia que supero no lo pudo hacer sino contara con un comando técnico de Excelencia. Los nuevos retos y problemas que tiene que solucionar el buen Roberto es el de hacer una buena Copa Libertadores y lograr un nuevo campeonato el 2021. Él mismo sabe que está en Sporting Cristal y los retos aquí son cada vez mayores.

Sabemos que Roberto va a seguir teniendo más oportunidades de mejora que es como él toma los problemas y las adversidades gracias a eso es nuestro mejor Resiliente.

¡Salud Roberto! ¡Fuerza Cristal!

¡¡¡El resiliente buscador de buenas personas!!!

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *