Siguiendo a Peñarol

Por Daniel Pérez

Fin de semana viendo a Peñarol. El rival de la celeste es un equipo que juega bien al fútbol, rápido, fluido y con muchas variantes en ataque. Juega con extremos a perfil cambiado asociándose mucho con el 10, el estilo del pelotazo uruguayo no va con ellos. Por ello es que defensivamente reciben varios goles de cabeza, muchos de ellos al segundo palo sin que cierre bien el lateral.

A su intento por jugar a ras del piso se suma la garra, característica innata del jugador charrúa.

Un equipo interesante sin lugar a dudas y con mucho gol, precisamente lo que adolecemos, sin embargo calza bien para lo que intenta Cristal como juego asociado. En el tú a tú con la pelota debemos establecer diferencias, allí radica el control del partido, sin ella Peñarol se convierte en un equipo correlón y pegador. Aunque Távara es vital para la salida, en este partido se hace necesaria la compañía de un 6, un perro mordelón que corte el cambio de ritmo que propone Peñarol de mitad de cancha hacia adelante.

Adueñarse de la pelota, mostrarla, tirar huachas, paredes, amagues, dribleos, todo eso vale frente a los uruguayos. En técnica individual es difícil superar al jugador peruano y ante un rival que lo intenta colectivamente, se debe dejar en claro quien es el mejor.

¡Fuerza Cristal!

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *