Sporting Cristal empató 1 – 1 con Municipal (Apertura 2020)

Por Aldo David Alvarado

Hoy en el primer tiempo Muni le dio a Cristal de su propio chocolate. Para el segundo tiempo  Cristal mejoró, pero no le alcanzó para ganar. Los celestes fueron sorprendido por el planteamiento que el Chino Rivera le presentó a los celestes. Fueron los concejales quienes entraron a arrasar, a estorbar y presionar las salidas del elenco cervecero.

Rivera tendría que agradecer al elenco cervecero por no haber contado entre sus filas a Piki Cazulo y a Távara quienes fueron sustituidos por Lora y Castillo., una sustitución de emergencia por la lesión de Távara a última hora y Cazulo por acumulación de amonestaciones.

¿Qué sucedía? Que Horacio Calcaterra no tuvo la suficiente libertad para armar juego, despejar el panorama, empujar a sus jugadores y pisar el área. La primera razón radica en que tanto Castillo como Lora no son precisamente tocadores de bola, porque su posición y función siempre ha sido más que todo de contención. La segunda razón estriba en la cantidad de jugadores de la comuna en el medio campo. Sumémosle a ello las pocas salidas por las bandas de Huerto y Revoredo. Para colmo, todos, absolutamente todos los jugadores cerveceros estuvieron con el santo de cabeza. Todo les salía mal. Parecía que jugaban ocho jugadores celestes contra once del Muni. Se sucedían las fallas fatales en salida, no culminaban jugadas, definían desviado, desperdiciaban grandes ocasiones de seguir avanzando y habilitar al compañero mejor ubicado por empecinarse en driblear hasta al árbitro. Como corolario de este oscuro primer tiempo, los comuneros anotaron en una jugada confusa en la que había mayor cantidad de jugadores del Muni que del Sporting en la línea de Solís. Hasta que llegó el gol de Andy Pando tras empujar la pelota que entró lentísima al arco cervecero. El gol anotado por los comuneros no trajo reacción alguna a los jugadores cerveceros. No se llegaba ni se quería llegar. No había voluntad. Así se fueron al camarín.

Para la segunda etapa Mosquera ya había decidido poner toda la leña a la hoguera. No se podía regresar a La Florida nuevamente con una derrota. Tenía que actuar rápido y remontar el marcador, y para ello sólo le quedaban 45 minutos y, como se estila, unos cinco minutos más de complementario. Hizo cuatro cambios que fueron decisivos. Entraron en bloque Olivares, Marchán, Madrid y Espejo. El accionar del once cervecero dio un vuelco, no sólo en lo táctico sino en lo anímico, en la actitud, en el deseo de no perder. Ahora sí parecía que jugaban trece celestes contra once de la comuna. Empezando el segundo tiempo un tiro de esquina es peinado por Marchán. La pelota es empujada a la vez por Merlo y Gianfranco Chávez. El dominio se hace celeste, aunque los de la franja llegan un par de veces. Herrera se falla una. Olivares se falla otra. Los ataques seguían llegando, pero ya los cerveceros no pudieron aumentar el marcador. Los cerveceros regresaron a la Florida con empate con sabor agridulce.

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *