Sporting Cristal se consagra en Perú con la Copa Bicentenario

Por Aldo David Alvarado Hinojosa.

Todo equipo nacional que enfrenta al Sporting Cristal viene a jugar a lo mismo. A poblar el medio campo y aprovechar algún error para tentar un gol. Este equipo trujillano vino a lo mismo pero con una diferencia, los trujillanos no llegaron casi al área de Duarte. El planteamiento del profesor Mosquera era el más conveniente para estos partidos. Rotar la bola y al menor descuido filtrar un pase en diagonal, o el plan B, romper líneas por las puntas y desde ahí entra triangulando o centrando a rastrón. Hasta ahí todo correcto en el papel

Sin embargo, parece que las dos horas de retardo del partido le quitaron viada a los rimenses porque empezaron a equivocarse uno por uno. Fallaban pelotas en salida, las triangulaciones iban a los pies del contrario, malograban excelentes posibilidades de ataque, remataron poco mal y casi nunca.

Algo no funcionaba en la Máquina Celeste. ¿un engranaje suelto, una tuerca floja, un poco más de aceite? Nada de eso, el problema no era una falla de planteamiento sino de actitud, de rendimiento individual. Para colmo, Calca se ganó la amarilla y eso en una final es un aviso de “pórtate bien y ni siquiera reclames porque te vas con la tarjeta roja”. Calca se resignó a pensarlo bien antes de poner la pierna fuerte en los bloqueos y el resto de sus compañeros uno a uno fueron equivocándose, unos más y otros menos. Así, con la frustración de no haber obedecido las indicaciones del comando técnico, se fueron al camarín.

El DT Mosquera les dio un café en el entretiempo. Un café caliente y cargado de esos que te quitan el sueño como un balde de agua helada a las seis de la mañana. “¿Han venido a pelear un campeonato o un partido de barrio?” Los muchachos, entendieron el mensaje y regresaron a la cancha con la actitud de jugar a la de verdad.

Salió Marchán y entró Liza con unas ganas tremendas de pelear no sólo la titularidad sino el campeonato nacional y todos los que se presenten. Y del mismo modo que el día aclara rápidamente al asomar el sol, el planteamiento cambió de manera rotunda. El panorama se abrió, dejaron de fallar las bolas en salida y aprovecharon mucho mejor los ataques. Es que ya había un 9 para distraer a la defensa trujillana, para pelearla arriba, para romper líneas. Se dejó el pasecito corto para un juego más vertical, más directo, con menos chocolate. Con menos toques y más velocidad.

El gol cervecero era cosa de minutos. Y a los 12’ se abrió el arco. Un centro de Hohberg de zurda fue peleado en el aire por Ávila. El rebote fue a la cabeza de Liza que tuvo la lisura de meterla de cabecearla en el área chica. 1 a cero y los celestes bajaron las revoluciones. No obstante, los trujillanos no se resignaban. Diez minutos después, un delantero trujillano se metió al área celeste y logró que Ordoñez cobre el penal que les dio el empate. Pero la alegría no les duró mucho. Ya hemos dicho que los celestes tienen a consigna de pelear campeonatos y no pichanguitas. De inmediato los ataques celestes arreciaron aprovechando la euforia que distrajo al equipo carlista. Calca metió un centro para que la pelee Liza en el área, pero un defensa trujillano la rechazó mal. La pelota fue a los pies de Ávila que en vez de disparar al arco vio a Liza situado en mejor posición que él, y el centro delantero cervecero (Carlos Percy Liza Espinoza, chimbotano, 21 años, n. 10 de mayo del 2000, 1.80mts, 86 kg) se consagra metiendo tremendo patadón que rompió las redes. Heredia no la vio. 2 a 1 justiciero.

Los carlistas se lanzaron con mucha desesperación, pero con escasas ideas. El DT rimense hizo los cambios que venían al caso. Sacó a Hohberg e hizo entrar a Távara, sacó a Irven y metió a Grimaldo y por último sacó a Calca y metió a Alejandro Gonzales. Fue suficiente. Hubo un par de oportunidades para aumentar el marcador en contrataque que no se llegaron a concretar.

En resumen, un astuto movimiento de ajedrez del profesor Mosquera cambió el trámite del partido. Los celestes celebran el bicentenario con un título más. A disfrutarlo.

FICHA TÉCNICA:

Sporting Cristal (2): Duarte, Lora, Chávez, Merlo, Madrid, Castillo, Calcaterra (86′, González), Gonzales, Marchán (45′, Liza), Hohberg (69′, Távara), Ávila (75′, Grimaldo). DT: Roberto Mosquera.

Goles: Liza (57′, 67′)
TA: Calcaterra, Távara, González

Mannucci (1): Heredia, Rabanal (86′, Palomino), Godoy, Benincasa, Lutiger, Núñez (86′, Noronha), Barco (73′, Dioses), Fuentes, R. Fernández, F. Rodríguez, Guevgueozián (73′, J. Fernández). DT: Pablo Peirano.

Gol: F. Rodríguez (65′)
TA: R. Fernández, Benincasa, Rabanal

Árbitro: Edwin Ordóñez
Escenario: Estadio Alejandro Villanueva

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *