Sporting Cristal venció 1-0 a Stein (Fase 2 – Liga1: 2020)

Por Aldo David Alvarado Hinojosa

La primera lectura del partido es un planteamiento ultraconservador contra un esquema ultraofensivo. El dominio de elenco cervecero fue total en el primer tiempo, un esclarecedor porcentaje de 65% a 35%, lo que indica que hubo un equipo que tenía la pelota y otro equipo replegado hasta la exageración. Nada se podía hacer contra un Carlos Stein que entraba a defenderse y dejando sólo a uno de sus delanteros para tentar un escape, porque planteamiento de ataque no tenía el entrenador Bazalar. Stein vino a hacer su negocio sabiendo que jugarle de igual a igual a los celestes sería escribir la crónica de una goleada anunciada. Parecería fácil abrir el marcador, pero no salía nada de nada.

¿Qué le quedó a los bajopontinos? Bombardear desde fuera del área. Tampoco entraba la pelota. El primer disparo sorpresivo de Távara fue bien barajado por el arquero visitante que tuvo un primer tiempo feliz. Intentaron todos. Nada, unas iban desviadas, otras a las manos del arquero, y cuando daba rebote no llegaba un delantero celeste que culmine. La mas peligrosa fue de Canchita Gonzales en un disparo que dio en el travesaño.
Había que abrir la cancha. Corozo por momentos creaba peligro. El ariete ecuatoriano tiene una manera de quebrar muy peculiar. Cuando pica la pelota y arranca es muy difícil que le ganen en fuerza y en velocidad. En su misma banda, Loyola luego de un inicio un tanto errático por fin se animó a proyectarse en pareja con el veloz delantero guayaquileño.

Por la otra ala, Olivares no actuó tan incisivo como en otras fechas. No obstante, se le vio más colaborativo con su defensa en una tarea que aportó mucho más en apoyo defensivo y en contención que en ataque. Su sacrificada tarea no fue vistosa pero sí productiva. Távara habilitaba a sus compañeros con pases al vacío que unas veces eran aprovechados y otras virtualmente ignoradas.

Para el segundo tiempo el ingreso de Cazulo fue una de las cartas estratégicas en el planteamiento del profesor Mosquera. Todo el esquema cambió. Gonzales se pegaba por la derecha de modo nominal, aunque en la práctica trocaba puestos con Piki Cazulo. Herrera bajaba a llevar bola y cuando no la tenía se paseaba por todos los frentes del ataque, a veces pegado a los centrales chiclayanos y otras jalando marcas para las puntas. Todo este esquema de armado y ataque con cambios de puesto y de punta desorientaba a los centrales del equipo azul que no tenían a quién marcar. Como era de esperar, tan insistente fue el asedio que a pocos minutos de inicio del segundo tiempo por fin Herrera pudo perforar a valla de Bananita tras añadir un fuerte pase arrastrado de Calcaterra que se paseó entre todos los defensores lambayecanos.

Los visitantes no se cruzaron de brazos. Adelantaron sus filas y los ataques se hicieron mas incisivos por ambos equipos. Solís estuvo en una buena tarde y quitó la etiqueta de gol a dos disparos venenosos. Casi a finales del partido Calcaterra recibió la doble tarjeta amarilla por un foul que sólo vio el juez. Los minutos de descuento fueron tensos hasta el pitazo final.

En resumen, como declarara el profesor Mosquera, fue un partido que parecía una final.

FICHA TÉCNICA:

Cristal (1): Solís, Madrid, Chávez, Merlo, Loyola, Távara (75′, Marchán), Calcaterra, Gonzales, Corozo (81′, Revoredo), Olivares (45′, Cazulo), Herrera. DT: Roberto Mosquera.

Gol: Herrera (53′)
TA:
Calcaterra (x2)
TR: Calcaterra

Carlos Stein (0): Ruiz, Jiménez, Taboada, Aguirre, Cleque (93′, Gonzales Vigil), Navarro (80′, Montenegro), Gutiérrez, Manicero, Rostaing (64′, Preciado), Mejía, Parra. DT: Juan C. Bazalar.

TA: Rostaing, Aguirre, Jiménez

Escenario: Estadio Monumental

Árbitro: Víctor Hugo Carrillo

elportalceleste.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *